El penoso caso de los “Cachirules”

1988, México seguía con la emoción de haber sido el anfitrión de la Copa Mundial de la FIFA en 1986. Los reconocimientos internacionales por la entrega total de la afición, la excelente organización, la coreografía de “La Ola” por todos los estadios del País y el histórico sexto lugar logrado aún nos llenaban de orgullo. Cuando llegó el golpe más grande que el deporte nacional ha tenido en su historia. 

 

La realidad apareció en abril de ese año, cuando el periodista Antonio Moreno, exhibió en su columna a 4 jugadores que formaban parte de la Selección Nacional Sub 20 con edades por arriba de las permitidas, superando hasta 5 años el límite. Días después el reportero Miguel Ángel Ramírez publicó en La Jornada el acta apócrifa y salió en la televisión en un programa que tenía José Ramón Fernández. Por lo que la FMF ya no pudo contener la bola de nieve.  

 

 

El escándalo llegó a la sede de la Concacaf, y enviaron un investigador privado que se contactó con el periodista Ramirez. Ambos descubrieron la verdad cuando fueron a la iglesia de la colonia diciendo que sería padrino del futbolista para tener la información y es ahí cuando confirman los datos. No acudieron a ninguna institución gubernamental ya que “La Quina” el entonces líder del sindicato petrolero había dado órdenes de no dar documentos al respecto.


En mayo la Concacaf suspende al Tri Sub 20 del Mundial de la categoría que que se llevó a cabo el año siguiente en Arabia Saudita. La FMF buscó apelar ante la FIFA pero la sanción fue pero con 10 votos a favor y 9 en contra, el castigo se extendió a todas las selecciones por lo que México no participó en los Juegos Olímpicos de Seúl ni en el Mundial de Italia 1990.

 


Los periodistas que sacaron todo esto a la luz fueron castigados por sus gremios y por el futbol como “vendepatrias”.  También los llamados “cachirules” quedaron marcados, pero no solo ellos, también toda una generación de futbolistas” 


“A 30 años del episodio en que la FIFA castigó durísimo a los Cachirules, porque sí fue una gran trampa, se cuidaron más las cosas en la Federación, y se cuidaron tanto, que en las siguientes generaciones nadie alteró documentos… la gran generación –por ejemplo de Giovanni Dos Santos y Carlos Vela–, que fue la campeona del mundo, gracias a Jesús Ramírez en 2005, se dio años después de este fenómeno de los Cachirules. Y también la selección de Raúl Gutiérrez fue campeona del mundo en 2011, y al año siguiente se obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, entonces considero que en algún momento lo veíamos como algo tan normal que denunciarlo parecía como que: ‘no va a pasar nada’, pero pasó; sin embargo, gracias a que sucedió, si es que así se puede decir, se investiga en la Federación de tal manera que en los papeles de los jóvenes de las diversas categorías: Sub 13, Sub-15, Sub 17, Sub-19, Sub-21, entre otras, ya nadie hace trampa y creo que ese severo castigo nos abrió los ojos para darnos cuenta de que no lo debemos volver a hacer, y gracias a ello ahora en México presumimos dos Copas del Mundo”, aclara Antonio Moreno

 

 

Después de este evento se desencadenaron investigaciones más profundas en otros ámbitos y se dieron cuenta que más allá de hacer trampa en el futbol había gran falsificación de documentos oficiales. Hasta mamás alteraban documentos para que sus hijos entraran a determinado grado escolar. 


Fue un pasaje doloroso, que aunque duro, dejó una gran aprendizaje.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →