2 balones para una final, Mundial de Uruguay 1930

 En el primer mundial de la historia: ¡NO HABÍA BALÓN OFICIAL! Todas las selecciones llevaron su propio esférico para jugar cada encuentro, sin embargo, en la final Uruguay vs Argentina, ambas selecciones querían que su balón fuera el elegido para todo el duelo, por lo que se tomó la decisión de usar el argentino de 12 paneles en el primer tiempo y el uruguayo con gajos en forma de ‘T’ en el segundo, volviéndose los íconos de ese mundial en donde los charrúas se coronaron primeros campeones del mundo.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →